Estimado Lector de Temas de Masonería

Todo el contenido de este blog está dirigido a la difusión de los orígenes, historia, simbolismo y alcances de la Masonería. Lo escrito es absoluta responsabilidad de su autor.

martes, 4 de octubre de 2011

Resp.·. Logia Cruz del Sur Nº 7

Barcelona, 3 de octubre de 2011

El día 1º de octubre próximo pasado, el Directorio Nacional de las Logias Escocesas Reunidas y Rectificadas del Gran Priorato de Hispania consagró a la Respetable Logia Cruz del Sur Nº 7, que trabajará en el Oriente de Buenos Aires, en un acontecimiento masónico que tendrá importante repercusión para los masones cristianos del sur de América. En la misma fueron instalados el Venerable Maestro y sus Vigilantes. Previamente, el día anterior había sido elevado a Compañero un Hermano del todavía Triángulo, que formó parte de la comitiva.


Fue el corolario de dos días de Tenidas y celebraciones en las que se llevaron a cabo iniciaciones y ascensos en la Justa y Perfecta Logia Tau Nº 2 –a quien estaba adscripta hasta ahora el Triángulo Masónico Rectificado Cruz del Sur, consagrado Logia- y la creación de Maestros Escoceses que tendrán a su cargo la conducción del Rectificado en el Río de la Plata. Como toda experiencia masónica, es de difícil descripción, sin embargo no lo es tanto el imaginar el clima particular que se vivió en estas reuniones. La Consagración de Cruz del Sur es el fin de un largo camino, pero apenas el principio de la consolidación de la Masonería Cristiana en Argentina y en el Cono Sur de América. Es la cristalización de lo que muchos creían imposible, o al menos, esperaban que lo fuera.

Lejos de constituir una masonería sectaria, como algunos hermanos mal intencionados pretenden presentarla, la Orden Rectificada hunde sus raíces en la más pura tradición masónica del siglo XVIII, y su inserción en el mundo masónico ha quedado expuesta por las delegaciones y Hermanos presentes, procedentes de diversos Ritos y Obediencias que celebraron la consagración, pues como fue dicho por un Hermano presente, cuando se levanta columnas de una Logia, la Orden Masónica crece.

Barcelona, ciudad milenaria y corazón de Catalunya, en cuya ciudadela aún se percibe la grandiosidad de Roma y el eco de los obreros que erigieron sus catedrales imponentes, otorgó el marco y la atmósfera para que la delegación argentina volviese a estrechar vínculos con sus HH.•. de Tau y con los Dignatarios del GPDH, lazos que se han visto fortalecidos por el trabajo masónico llevado a cabo. De modo tal que el Océano que nos separa se ha convertido en puente de Unión Fraternal para la Orden Rectificada.

Vale la pena reseñar que Cruz del Sur Nº 7 fue el resultado de la voluntad de un grupo de HH.•. MM.•., procedentes en su mayoría de la Gran Logia de la Argentina, que creyeron llegado el momento de plantar un espacio masónico cristiano, ante el avance desaforado de corrientes masónicas que, escudándose en un falso laicismo muestran cada vez con más virulencia su larvado desprecio por el hecho religioso. Hacia el año 2006 algunos HH.•. nos preguntamos seriamente qué sentido tenía continuar en una Obediencia que permitía el escarnio y la burla hacia sus componentes cristianos. ¿Dónde ha sido escrito que un masón debe actuar en detrimento de una religión cualquiera sea?

A quienes nos acusan de introducir la religión en la masonería cabría decirles que no existe documento liminar alguno en el que los masones no hayan consagrado sus obras a Dios. No a cualquier Dios, no a un ente supuestamente alegórico interpretado sui generis de acuerdo al antojo de la tan mentada “autonomía” de las logias. Herederos de esos documentos que tanto insisten en citar, se desdicen de los mismos al momento de apartar a Dios de sus aras, reemplazándolos por el famoso “libro en blanco” que tanto valoran los librepensadores. La Orden Rectificada, mal que les pese, posee una doctrina clara, expuesta con precisión por los Padres Fundadores de nuestro Régimen: Ferdinand, Duque de Brunswick y Jean-Baptiste Willermoz entre otros connotados masones del siglo XVIII. No es el resultado del desvarío iluminado sino el producto final de un debate de décadas que culminó con el Convento de Wilhelmsbad, llevado a cabo en 1782, pocos años antes de que la Revolución Francesa ahogara en sangre a la Masonería Cristiana para erigir un nuevo modelo acorde con el Siglo de las Luces.

El supuesto “pecado del Régimen Escocés Rectificado no es otra cosa que haber permanecido fiel a los rituales y reglas emanadas de ese Convento, silenciado durante siglos y prácticamente desconocido en América Latina. Pero es en la estructura surgida de ese Régimen en dónde los masones de tradición escocesa pueden encontrar la Vía Iniciática incorrupta, la que no fue sustituida una y otra vez por los avatares de la política masónica, las necesidades interpotenciales y los acuerdos de Confederaciones y Regularidades que nada tienen que ver con la Iniciación, como Institución fundamental de la Tradición Occidental. El Rito Escocés Rectificado, cristiano tal como ha sido la masonería desde sus orígenes, reivindica esa vía y respeta a toda aquella masonería que se define iniciática. Así, tendemos nuestro abrazo fraterno a nuestros HH.•. argentinos asegurándoles que el Régimen Escocés Rectificado ha llegado para quedarse.

Sin dudas se trató de un viaje de trabajo. Diez días en los que su sucedieron reuniones de instrucción, conversaciones con las más altas autoridades de la Orden y momentos inolvidables que han quedado grabados en nuestros corazones. Entre tantas actividades merece especial mención la medular conversación mantenida en Zaragoza con el Dr. José Antonio Ferrer Benimeli en el almuerzo que compartimos con Ramón Martí Blanco, Gran Maestro y Gran Prior de la Orden Rectificada.

Quisiera agregar dos reflexiones: El clima de fraternidad interpotencial que hemos vivido, contrasta fuertemente con el aislamiento con el que trabajan las diversas corrientes masónicas presentes en la Argentina. Por otra parte, aún tenemos mucho trabajo por delante respecto de esclarecer a la mayoría de nuestros Hermanos respecto de los orígenes de nuestra Orden y tradiciones. Es mucha la confusión que ha ganado a algunos ámbitos masónicos pero no son pocos los esfuerzos que se están haciendo para separar lo verdadero de la fábula insostenible en la que algunos han convertido a algunas masonerías.

Mención especial merece una sorpresa que me conmovió y que fue la entrega que me hizo un H.•. Maestro Escocés de la Justa y Perfecta Logia Tau (en plena reunión de Logia), del trabajo llevado a cabo por Seán Connoly, paleógrafo especialista en griego y latín medieval, del University College Cork (Irlanda) sobre Beda el Venerable y su De Templo –editado por Liverpool University Press- en el que tanto hemos trabajado.
La traducción al inglés del texto completo, así como la extraordinaria introducción de Jennifer O`Reilly abren la puerta a la investigación directa y me llenan de satisfacción respecto de todo cuanto vengo afirmando desde hace años acerca de la importancia de éste libro (ignorado deliberadamente por la masonería liberal) en la interpretación de nuestro lenguaje alegórico-simbólico.

Capítulo aparte merece el reencuentro con tantos Queridos Hermanos españoles. Menciono especialmente el emocionado abrazo en la Capital de Aragón –la mítica Caesare Augusta- con mi Querido amigo y Hermano Ricardo Serna a quien no veía desde el Simposyum del CEHME en Logroño, en 2006). Todo esto me permite afirmar, con profunda satisfacción que he realizado un viaje al corazón de la masonería.

Como corolario de esta crónica, un especial agradecimiento a la hospitalidad de Josep Martí Blanco, Diputado Gran Maestro general de la Orden, y a su esposa. Hospitalidad pletórica de una calidez y generosidad imposible de describir con palabras. Vaya desde este espacio, para todos nuestros Hermanos del Gran Priorato de Hipania, un fraternal y agradecido abrazo.

8 comentarios:

  1. Es la Masonería cristiana?

    Durante siglos se comenta y no se acaba: de
    dónde
    cuándo proviene la Masoneria.

    Cada quien tiene su definición al alcance, y nadie, ni los muy eruditos, sabe dar cierta respuesta.

    Ahora se escribe y se habla sin cesar, de la Masonería christiana, aparecen como hongos "montones" de logías christianas, cada Una dirigida y compuesta por muy dignos miembros de reconocidas organizaciones Christianas, que olvidan mencionar que la MASONERIA ha sido perseguida, excomunizada por su Iglesia Christiana, olvidan, así mismo, estos Nuevos Miembros, el sin número de víctimas causadas por la tirania de quienes han intentado y intentan siempre la disolución de la Masonería.

    Quienes conocemos la HISTORIA y los ROSTROS no olvidamos de quienes se trata, ni olvidamos quienes somos nosotros mismos masones regulares. Sólo una NOTA al margén.

    ResponderEliminar
  2. Querido Hermano, Tu comentario me da la oportunidad de aclarar, una vez más, algunas cosas. Comenzando por el final: El concepto de regularidad afronta hoy una profunda crisis; de otra manera, algunas Grandes Logias denominadas "regulares" no permitirían que existan logias que trabajan sin el Libro de la Ley, que se declaran abiertamente ateas y que niegan la trascendencia del alma. Por otra parte, el Rito Escocés Rectificado es practicado en numerosas Grandes Logias Regulares, aunque, justo es decirlo, quienes lo hacen en la forma más pura son los Grandes Prioratos de las Galias, Hispania y Lotaringia. En algunos países nórdicos, el Rito oficial es el de Zinnedorf, primo hermano del RER y, por supuesto, cristiano. Aún más: El grado de CBCS (Caballero Bienechor de la Ciudad Santa)es conferido también por los muy regulares HH.·. británicos como Orden asociada a la Orden Masónica Religiosa y Militar de San Juan de Jerusalén, Palestina, Rodhas y Malta.
    Respecto de la Iglesia, aquí nadie habla de Iglesia; estamos hablando de masonería cristiana (luterana, anglicana, católoca, ortodoxa etc.) Las víctimas de la intolerancia religiosa no deben ser olvidadas, para que la historia no vuelva a repetirse. Tal vez, querido H.·., dicho con fraternal respeto, debiéramos incluir las víctimas del colonialismo europeo que, seguramente han sido más numerosas que las excomuniones. Pero hemos dado vuelta a esa página que -por alguna peregrina razón- los masones como tú se empeñan en recordar a cada rato.
    Sería más saludable y más solidario mirar hacia nuestro alrededor y observar de qué modo podemos hoy evitar las persecuciones religiosas que están al orden del día en los países musulmanes, siendo los cristianos las víctimas principales. Te saludo con un fraternal abrazo no sin dejar de agradecer el trabajo que te has tomado en comentar esta nota

    ResponderEliminar
  3. Con todo el respeto que me merece el Q:.H:. Callaey, imbuido este de sus convicciones religiosas adquiridaass en su catolicismo de nacimiento y su predispoición a investigar el pasado monástico de las corporaciones francmasónicas, etapa de la historia Institucional de la Orden, que pasó por la ingerencia religiosa que condonó la libertad de ambular por los territorios entonces Europeos, a los obreros de los gremios de constructores. Esto mismo ocurrio en Gran Bretaña y en todo el ámbito en el que durante el feudalismo, imperaba el poder religioso del catolicismo (y del cristianismo protestante). Esa etapa es innegable. Lo que es negable es que la masonería (entonces "Masonería Operativa" hubiese sido "creada" o "fundada" por la clerecía llamemosle "cristiana"... Lo ocurrido copmo Verad Histórica es que los clérigos bendictinos o Jesuitas, "dominaron" a los Obreros del Gremio y los catequizaron para "dominarlos", como ocurrió y ocurre con todo aquello que los "cristianos" de la religión fundada por Constantino, hicieron y hacen con el mundo tanto Occidental como Oriental. Su "Colonialismo cristiano" ha costado millones de muertos tanto en el mundo Oriental como en el mundo Occidental. Las Cruzdaas recien ahora en el siglo XXI, están siendo examinadas con el ojo de los genocidios, justificados en el "rescate" del santo Sepulcro, cuando hgoy sabemos que eso fue una soberana mentira. Lo mismo que la catequización de los "salvajes" indoamericanos. Que hoy tanto el Q:.H:. Callaey como quienes creen que el "templarismo" se constituyen en la "restitución masónica del cristianismo" no podrán alcanzr el ideal de "revangelizar" a los "librepensadores" de la francmasonería, aún cuando hayan minado sus filas con teistas y deistas originados en James Anderson... Cuando logremos rescatar del silenciop y el ostarcismo la Academias de leonardo Da Vinci y su francmasonería racionalista, terminará esta campaña dogmático.religiosa que intenta desracionalizar a la francmasonería y a los librepensadores del mundo.... Ricardo Edgardo Polo : .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sr. Ricardo E. Polo, lamentable leer sus llamadas a la hogera. Es deleznable observar como seres como usted se encuentran en lo que dicen es una Orden de Amor y Libertad como tanto se pregona es la Augusta Orden. La Masonería Cristiana no intenta evangelizar a nadie. El Logos ya era antes que los irreverentes como usted fueran... Afortunadamente su tendencia esta en declive y no rebasan los muros de los mediocres muros de una cafetería en donde muchos se reunen y muchas veces no les alcanza para pagar la cuenta. Ahora mismo me encagaré de que algunos obolos que viajarian de México hacia sus parcelas lautarianas sean detenidos. "Et tenebrae non comprehenderunt"

      Eliminar
    2. Ricardo Polo, la Masonería está compuesta por libres pensadores, eso quiere decir que habemos Cristianos y también hay ateos. Yo no los discrimino, no comparto, pero no los discrimino ni agredo.
      De todas maneras Dios es justo hasta con los injustos.
      Tenga buena lectura y mejor instrucción.
      Fraternalmente
      Gerardo Irazoqui Dántaz

      Eliminar
  4. La Masonería tiene su origen en una Orden monástica (los Caballeros Templarios) y bajo la influencia de un santo (Bernardo de Claravale), pero ya sabemos que los Templarios fueron proscriptos por la Iglesia Romana y sus maestres terminaron en la hoguera. El cristianismo no persiguió a la Masonería, lo hizo el catolicismo romano y los regímenes políticos originados en él: Franco, Mussolini y Hitler (que era católico, por si alguno lo olvida). James Anderson, el padre de la Masonería regular, era pastor presbiteriano; asimismo, la mayor parte del clero protestante, en especial en los países sajones, fueron y son masónes. Aún en nuestra Argentina, si uno visita templos evangélicos históricos, encontrará placas masónicas. El filántropo y pastor anglicano William C. Morris, fué masón.

    ResponderEliminar
  5. Parece que todos tienen una parte de la verdad Revelada pero sólo el Universo es capaz de decir con total certez quién de nosotros tiene razón o al menos se acerca más a la perfección de la respuesta. Discurrir sobre el tema es hermoso !!! Discutir es inútil, porque nos pone en veredas opuestas y de esa manera no se puede contruir la piedra pulida que tanto deseamos... las aristas siempre estarán... sólo la muerte nos acerca totalmente a la respuesta al formar parte del Universo nuevamente libre de nuestros dogmatismos de cualquier tipo o forma... TAF.'.
    Y cuanto más sabemos más duele... porque acercarnos a la verdad DUELE!...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Querido Hermano Eduardo:

      Sí, es cierto, la verdad duele. Y tampoco se trata de discutir. Yo creo que la iniciación masónica es un complemento de la Fe. Una forma, si se quiere, racional de acercarse un poco más a los antiguos misterios. Te mando un fuerte y fraternal abrazo. Y te esperamos en Cruz del Sur Nº 7, cuando quieras

      Eliminar