viernes, 4 de julio de 2008

De Instrumentis Aedificorum


Rabano Mauro


Continuando con la publicación de textos medievales relacionados a la masonería cristiana primitiva, tenemos el agrado de presentar a la consideración de nuestros lectores un texto inédito en español, esencial para la comprensión de la relación entre las alegorías benedictinas en torno al arte de la construcción y el simbolismo masónico. Se trata de una obra del abad de Fulda y Arzobispo de Maguncia Rabano Mauro (Siglo IX), discípulo de Alcuino de York y sucesor de la tradición iniciada por Beda el Venerable, relacionada con la simbología de los instrumentos de la construcción.


La traducción corresponde al Lic. Jorge Sanguinetti, quien recientemente publicara "Masonería y Espiritualidad" (Editorial Kier, Buenos Aires, 2007). Una semblanza completa sobre Rabano Mauro -que puede consultarse completa en "La Masonería y sus Orígenes Cristianos" (Callaey, Eduardo; Editorial Kier, Buenos Aires, 2006), será publicada próximamente en este mismo blog.



De Instrumentis Aedificorum
De las herramientas de edificar




Las PAREDES han de elevarse siguiendo las normas y con ajuste a la plomada.Hay una Norma, - es voz de origen griego – sin la cual nada bueno puede hacerse, que se compone de tres reglas de tal forma que sean dos.Que un triángulo de base doble tenga dos semibases de diez pulgadas definidas de igual longitud que se unan al ángulo superior de tal manera que formen un triángulo y será la norma.REGLA se llama así porque es recta como una reglita [rectula] y no tiene obstáculo.

A la PLOMADA se la llama perpendicular porque siempre pende: por tanto si en las construcciones no se hicieran todas las cosas con plomada y con regla precisa, todo sería falso, de tal forma que unas cosas quedarían torcidas otras yacentes, algunas inclinadas, otras revueltas, y consecuentemente se arruinaría todo lo que así fue mal edificado.

Es menester comprender la razón ecuánime que implican la regla y la plomada, de modo que todos nuestros trabajos, en conformidad con la enseñanza de las santas escrituras y con la regla de la recta fe, los hagamos a la plomada de la sana doctrina y conforme a lo que enseñan los preceptos divinos. Así nuestras obras serán útiles a nuestra salud; de lo contrario quien trabaje de otra manera perderá su labor porque si el señor no edificara la casa en vano trabajarían los que la edifican.

El nombre de la TRULLA viene de que puja y repuja [trudit et detrudit], es decir afirma las piedras con cal o lodo. La trulla de cementar simboliza la edificación espiritual de Dios que el mismo óptimo artífice realiza en la construcción de su iglesia. Por donde en el profeta Amós se dice:He aquí al señor sobre el borde del muro y en su mano una trulla de cementar y me dijo: ¿Qué ves, Amos? Y dije: Una trulla de cementar. Y dijo el señor: he aquí que pongo una trulla en medio de mi pueblo de Israel, ya no aprobaré sus edificaciones ni tendré misericordia de él, y demoleré sus altares de ídolos en las cumbres y los santuarios de Israel será desolados.[1]

El Señor pues, que es el constructor de las murallas y de la piedra angular, amenaza con apartar la trulla de su protección al pueblo de Israel, porque él es su protección y, por así decir, la vestidura de la pared. Apartada su trulla entonces serán demolidos los lugares excelsos de los ídolos y desolados o destruidos los santuarios de las diez tribus de Israel.

En sentido anagógico empero el señor Cristo también está sobre el firmísimo muro de sus apóstoles y santos a quienes concedió que ellos mismos fueron llamados muros firmísimos. Por donde a Pedro le dijo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán en contra de ella, porque si el señor con su auxilio no defendiera los muros perderían toda su fuerza, mientras que en la medida que los proteja así serán de robustos, de forma que se podría decir si pasaras por el fuego la llama no te abrasará,, cuanto más te castiguen las tentaciones tanto más fuerte serás, y por el nombre del salvador en los suplicios te alegrarás.

ESCALERAS llamadas así de escalar, es decir ascender, se adhieren a los muros. Se dice escaleras sea porque les corresponde nombre plural o porque hay muchas, porque la palabra es plural a la manera como a una epístola se la llama letras. Las escaleras significan pues el provecho de los santos por sus predicaciones. Por donde en el Génesis se lee que Jacob en sueños vio una escalera apoyada en la tierra y su cima tocando el cielo. Este sueño de Jacob es la muerte o pasión de Cristo.

La piedra que en sentido literal fue su almohada, también significa al Cristo ungido. Cristo es la cabeza del hombre, porque quien todavía no conoce a Cristo tiene que ungirse.A Belén se la llama puerta de Dios porque allí nació Cristo. También puerta del cielo pues por allí descendió a la tierra, y de nuevo al cielo ascendió. Erigir la piedra[2] es la resurrección de Cristo.

Además Cristo es la escalera porque dijo: Yo soy el camino, por el que ascendían y descendían los ángeles; por los cuales se significan los evangelistas predicadores de Cristo, pues también ellos ascendían.En cuanto a interpretar la CUMBRE [de la escalera] de su eminentísima divinidad, ella excede a toda criatura y así se lee que en el principio era el verbo y el verbo era cabe dios y dios era el verbo por quien todas las cosas fueron hechas las que descienden para venir al encuentro del hecho de mujer. Fue hecho conforme a la ley a fin de redimir a los que conforme a la ley vivían.


De los madereros.


Madereros se llama a los obreros de la madera, Carretero es el nombre especial de quien por oficio arma carruajes, como naviero es de quien sólo fabrica barcos, y obrero techador se llama al quien de variadas tablas de madera arma la estructura del techo, es decir es un maderero que arma techos de madera. Por madereros pues, carreteros y techadores pueden entenderse los santos doctores y predicadores del evangelio que preparan el edificio espiritual con sus sermones y buenos ejemplos. Sea que de los nuevos creyentes edifiquen una casa a Dios, sea que restauren el edificio espiritual increpando y corrigiendo a aquellos a quienes el error de la herejía o del cisma hubiera contaminado. Por donde en el Éxodo se dice de los carreteros Y serán distribuidos en áreas de obreros de la madera y del cemento, los cuales establecían los techos de la casa de Dios.Ahora bien, se llama MATERIA[3] a todo leño del cual se puede fabricar algo, como una puerta o una estatua. Además, por materia debe siempre entenderse como cuando de los elementos decimos que son la materia de las cosas, porque percibimos que de ellos están hechas las cosas. Y se dice materia como diciendo madre [mater].

Por materia puede entenderse místicamente a la humana criatura, pues el sumo creador por sus obreros, es decir los santos doctores, prepara los variados ornamentos de la iglesia, y edifica los vasos aptos para su ministerio.VIGAS se llaman las que puestas de través soportan ambas paredes, pero una cosa son los TIRANTES y otra las VIGAS. Los tirantes obran junto a las vigas. Las vigas son tirantes labrados para ser vigas.

En el libro de los Reyes está escrito:Puso Salomón vigas en la casa alrededor y por fuera que no quedaran adheridas a los muros del templo, etc.... [4]¿Qué se designa por las vigas que armadas sostenían los muros y la edificación sino simbólicamente los santos predicadores, pues a ellos está asignado un lugar en la iglesia sublime y honorable? Con sus predicaciones apartan a los débiles y frágiles de la vida sensual y los elevan a desear y esperar las cosas celestes y también los ayudan con su intercesión para que persistan en el nuevo camino.

De las vigas también se habla en el evangelio donde dice: ¿Por qué entonces ves la brizna en el ojo de tu hermano y no ves la viga que hay en tu ojo? Aquí por viga puede interpretarse un mayor pecado y principalmente la envidia. La brizna es un pecado menor como por ejemplo la súbita ira.Tirantes se dice por tablón [asser ab asse] porque se ponen solos y no juntos. Las CHAPAS se llaman así porque se escinden, esto es se obtienen por división [scindula a scindere] .

Por las vigas que se colocan en el techo de la casa, un poco puede entenderse la paciencia, o la caridad que cubre la multitud de los pecados, y en el Salmo dice el profeta: Bienaventurados a quienes son perdonados las iniquidades, y cuyos pecados son cubiertos.Las CLAVIJAS y los CLAVOS son los que se adhieren a la madera. Los clavos se dicen casi por cabilos, porque se hacen de calibe, es decir hierro. Calips es hierro. Místicamente se entiende por clavos a la predicación de los santos pues se comprende que fijan el corazón de los hombres.

Por ello Salomón escribió que las palabras de los sabios son como acicates y como clavos clavados en el cielo.Las TABLAS eran llamadas por los antiguas tagula, a saber por tegendo que significa cubrir, resguardar. ENSAMBLADURA o EMPALME es la unión de las tablas. Las tablas pueden significar a los fieles oyentes, porque son sostenidos por las vigas o traviesas, es decir por los santos doctores. Así también la ensambladura de los fieles puede entenderse de la caridad que los anima.SECCIÓN proviene de seguir lo que se ha comenzado, porque seccionar es seguir.

SIERRA toma el nombre de la estridencia que produce al aserrar. Puede significar la persecución que los infieles hicieron de los Cristianos. Por donde en el apóstol leemos fueron lapidados, cercenados, murieron a espada. Y de Isaías profeta la escritura narra que fue cortado con una sierra de madera.

El COMPÁS girando traza el círculo y su modo es la línea que se reencuentra, que se extiende a todo lo largo. El PUNTO en medio del círculo los griegos lo llaman CENTRO, el medio a donde todas los puntos convergen. Sobre el compás y algunos otros instrumentos del artesano se hace mención en Isaías al referirse a la confección de ídolos, y se dice: El herrero ha obrado con la lima, y con la fragua ardiente y el martillo lo formó y le dio forma.

Con la fuerza de su brazo el maderero se propuso el modelo, y lo formó con la garlopa y en la escuadra y el compás, lo torneó, e hizo una imagen de un varón como un bello hombre que habita en la casa; puedes narrar todo o que ha sido dicho de los ídolos. Y a los príncipes de herejías, los que con astucia componen los simulacros de sus dogmas y del falso artesano, y veneran aquellas cosas que saben que son simulaciones, no les alcanza con el propio error sino que adulándo confunden a los simples quienes creen que su melancolía es piedad, mientras ellos devoran las casas de las viudas abusando de la ineptitud del vulgo. Y con el arte de la dialéctica, casi con una sierra, cartabón, lima y caballete fabrican su señor. Y forjan a martillo y doran con galas retóricas del discurso, cuyo dios es el vientre, y su gloria será confusión.

El HACHA es herramienta de talar árboles: de un lado tiene filo y del otro es una azada. A esta los antiguos la llamaban pluma, y a la que tiene filo por ambos lados la llamaban bipluma. Porque biplume se dice de la que tiene ambos lados afilados como si tuviera dos puntas, porque los antiguos llamaban puntudo a lo filoso. Acerca del hacha, así hablaba Juan Bautista a los Judios: Ya el hacha esta a la raiz del árbol, el árbol de este mundo es el universo género humano.

El hacha pues es nuestro redentor que consta de mango y hierro lo que se interpreta de la humanidad, pero porque escinde lo es de la divinidad, a saber que el hacha ya está puesta a la raíz de este árbol, que si con paciencia se espera, se verá lo que ha de hacer. También puede entenderse por hacha la predicación del discurso evangélico, el cual, según el apóstol, es palabra viva y eficaz de Dios y mas penetrante que cualquier voraz espada. Y que alcanza hasta la juntura del alma carnal y del espíritu, y revela los pensamientos. Y Jeremías profeta compara el verbo del señor a un hacha hiriendo la piedra, o sea que hacha significa la sentencia del juicio del altísimo que está puesta a la raíz de los árboles, esto es, para terminar con el reino del pueblo Judaico, para que a aquellos que no quisieron creer en Cristo los escinda de la tierra de los vivos.

AZUELA proviene de astulis que significa los fragmentos que la azuela corta de la madera; su diminutivo es azuelilla. Tiene un mango pequeño y del otro lado hacia atrás tiene un simple martillo o un socavado o un hoyuelo doble. Sobre el hacha, la azuela y el de doble filo está escrito en el Salmo donde se rememora la destrucción del templo del señor, con hachas derrumbaron las puertas, se dice allí. Con hacha doble y con azuela la derribaron, por hacha se indica la tribulación de este siglo.Con la azuela se designa la persecución que los perversos hacen de los santos hasta el martirio, con la doble hacha la aflicción de los elegidos de Dios que padecen de los hombres malvados que los afligen con hechos y palabras.La CUCHILLA es apta para cortar o perforar, y su diminutivo es escalpelo. El TRÉPANO se llama así por un gusano de la madera que se llama trépano y que los griegos llaman teredonan. De aquí que tal trépano perfore deslizándose y traspasando como un gusano.EDIFICAR es hacer buenas obras o enseñar rectamente, como dice el apóstol; si alguien edificare sobre este fundamento oro plata piedras preciosas, y en otra parte del pueblo Judío Malaquías dice: Ellos edificarán lo que yo destruiré. Destruir es realizar una obra mala o enseñar lo erróneo, como Salomón dice uno edifica y otro destruye. Y en el buen sentido Jeremías dice: Para que destruyas y edifiques.LIMPIAR es expurgar de los vicios, a lo que toca el evangelio cuando dice: quiero, límpiate, e inmediatamente fue limpio de su lepra.
[1] La traducción de Cipriano de Valer pone plomada en lugar de trulla, y la versión de la Biblia de Jerusalén parece decir lo mismo:He aquí lo que me hizo ver el Señor Yahvé:Un hombre estaba al lado de un murocon un nivel de aplomar en su mano.Y Yahvé me dijo: ¿Qué ves Amos?Yo respondí: un nivel de aplomar.Y el Señor me dijo:Voy a pasar a nivel a mi pueblo de Israel,ya no más lo perdonaré.Los altos lugares serán devastados,los santuarios de Israel destruidos,y yo me alzaré con la espada contra la casa de Jeroboam.



No hay comentarios:

Publicar un comentario