viernes, 29 de julio de 2011

La Masonería y el camino hacia el centro.


El próximo 3 de agosto a las 19:00 se presentará, en el marco de la Mesa Redonda "Los masones hablan, Símbolos, Rituales e Iniciación en Masonería", el libro de Daniel Echeverría "La Masonería y el Camino hacia el Centro"  (Buenos Aires, Kier, 2011) que he tenido el honor de prologar. 

La mesa será coordinada por el Lic. Luis ACEBAL, Secretario de la Jurisdicción Argentina de la Orden Masónica Mixta Internacional “Le Droit Humain”.


Serán los expositores expositores

Eduardo CALLAEY
Preside en Argentina el Régimen Escocés Rectificado (Masonería Cristiana) bajo jurisdicción del Gran Priorato de Hispania. Director de la Colección Masonería Siglo XXI de Editorial Kier

Daniel M. ECHEVERRIA
Autor del libro “La Masonería y el camino hacia el centro”. Ex Gran Consejero de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones.

Prof. Dr. Antonio LAS HERAS
Autor de “Sociedades Secretas: Masonería, Templarios, Rosacruces
y otras ordenes iniciáticas”, libro ganador de la Faja Nacional de Honor
de SADE en el Género Ensayo.


Auditorio de la SADE
Sociedad Argentina de Escritores
Calle Uruguay 1.371, Capital Federal
Acerca del libro y el autor:

Con la publicación de La Masonería y el Camino hacia el Centro, la colección Masonería Siglo XXI continúa con su objetivo de poner al alcance de los masones y de todos aquellos lectores interesados en las Sociedades Secretas, las obras de los más importantes exponentes latinoamericanos del género.

Conozco al autor de este libro desde hace dos décadas. Teniendo en cuenta que nos conocimos en el seno de la Masonería, bien podría decirse que hemos pasado gran parte de la vida compartiendo la actividad masónica. Puedo testificar, entonces, que una de las constantes en la vida masónica de Daniel Echeverría ha sido la instrucción de los aprendices, el esfuerzo por enseñar a los recipiendarios los misterios de la Orden y llevar comprensión al público en general sobre una de las materias menos comprendidas y más manipuladas en la historia de las sociedades secretas.

Siendo este su desvelo en tanto años, era inevitable que su libro La Masonería y el Camino hacia el Centro tuviese por destinatarios a quines recién se inician en la Augusta Fraternidad y también a aquellos que se acercan con sana curiosidad a la ventana de los misterios. El libro que el lector tiene en sus manos es un compendio de cuanto le hemos escuchado a Daniel Echeverría en sus conferencias, en las Tenidas de Instrucción, en sus numerosos intentos de convertir a los recién iniciados en artífices de sí mismos, otorgándoles las herramientas del campo en el que mejor se desempeña: El del lenguaje de los Símbolos.

Encontrará el lector en esta obra un compendio magnífico de símbolos, dispuestos de modo tal que el alma peregrina pueda asirlos y colocarlos en orden; pues de eso se trata la masonería: Un sistema basado en una experiencia iniciática, en un Rito de Pasaje que sólo se descifra mediante alegorías contenidas en un lenguaje simbólico.

Esta es una obra esencial para principiantes. No hay aquí espacio para jugar a los misterios. No se esconde Echeverría detrás del testimonio de masones ilustres ni de interminables listas de próceres que “han dado su nombre a la masonería”. Por el contrario, el autor vuelca su propia experiencia y lo hace de un modo contundente, con un estilo que lo caracteriza y que el lector sabrá apreciar desde las primeras páginas.

Echeverría concibe la masonería como un campo del fenómeno humano en donde el mito tiene un protagonismo trascendente. Pero también como centro de unión fraternal donde los hombres pueden compartir su indagación sobre la vida y sus eternos interrogantes.  Lejos de aislar a la Orden Masónica en un contexto de Secreto -de Logia cerrada- nuestro autor proyecta su simbología en un lugar cercano a la experiencia vital, allí donde los arquetipos y las personas de carne y hueso se encuentran para dar vida al aspecto más rico del género humano. Es por ello que no ha podido escapar a la influencia de C. G. Jung, de J. Campbell, de M. Eliade y tantos otros buscadores de las profundidades del alma. Pero tampoco a la de los grandes genios del Renacimiento ni la de los formidables magos del siglo XIX. Su experiencia, recogida en el seno mismo de la instrucción masónica, está volcada en estas páginas.

Eduardo R. Callaey

No hay comentarios:

Publicar un comentario