Estimado Lector de Temas de Masonería

Sitio personal de Eduardo Callaey. Todo el contenido está dirigido a la difusión de los orígenes, historia, simbolismo y alcances de la masonería y la Orden de la Caballería. También contiene artículos de opinión. Lo escrito es absoluta responsabilidad de su autor.

jueves, 4 de agosto de 2011

Una noche en la que se habló del Símbolo y el Camino hacia el Centro



El ámbito masónico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires vivió en la noche del miércoles un acontecimiento singular que merece ser destacado. El lugar elegido -la Sala Leopoldo Lugones de la Sociedad Argentina de Escritores, colmada de masones, masonas y numeroso público- fue el marco ideal para la presentación del libro “La Masonería y el Camino hacia el Centro” (Editorial Kier), de Daniel Echeverría.
Con el título de “Los Masones Hablan”, el evento permitió que cuatro masones pertenecientes a distintas Obediencias, habláramos de lo que más nos gusta, frente a un auditorio que desafiando la gélida jornada, vino a escuchar –y a decir- acerca de la augusta fraternidad y de sus misterios.
La mesa, estuvo integrada por el H.·. Antonio Las Heras, de destacada actuación en el ámbito masónico argentino,  anfitrión en su condición miembro de la Dirección de SADE, Eduardo Callaey quien suscribe, en su condición de Director de la colección que integra el libro presentado y del personaje principal de la convocatorio, el H.·. Daniel Echeverría, autor de la obra. La mesa estuvo coordinada por el H.·. Luis Acebal, Secretario de la Jurisdicción Argentina de la Orden Masónica Internacional “El Derecho Humano”.

Eduardo Callaey; Daniel Echeverría; Antonio Las Heras; Luis Acebal 

El dato destacado es que la presencia de tantos HH.·. provenientes de distintos Ritos, incluidos altos dignatarios y ex dignatarios de casi todas las Obediencias con logias activas en la ciudad de Buenos Aires (incluídos HH.·. pertenecientes al Gran Priorato de Hispania, entre ellos el propio autor del libro y quien suscribe), hace pensar en que más allá de algunas posiciones extremas y desvíos varios que hoy vemos con desazón quienes defendemos el carácter iniciático de la Orden, es posible el diálogo y la tolerancia, tan devaluada en la Argentina de principios de siglo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada